Málaga, Vitoria & Madrid

Envíe su correo a:

info@grupohormirex.es

Teléfono:

+34 678193764

PAVIMENTO EPOXI AUTONIVELANTE

El pavimento autonivelante a base de resina Epoxi es un revestimiento sintético de altísima resistencia y durabilidad, con acabado en Poliuretano (PU), que permite la creación de un piso esteticamente, también conocido como pavimento epoxi, pavimento decorativo, pavimento de resina, piso artístico, hermoso, combinando infinitas posibilidades, tipos de colores y tonalidades, permitiendo además la creación de dibujos y logotipos de empresas en su superficie. El pavimento autonivelante es indicado para áreas donde se desea gran planicidad de la superficie, alto nivel de calidad, resistencia y acabado del piso.

El pavimento autonivelante es uno de los pisos monolíticos con mejor acabado y de gran durabilidad. Las principales diferencias del pavimento autonivelante epoxi; para la pintura epoxi son: espesor, resistencia, durabilidad y la posibilidad del revestimiento corregir ondulaciones e imperfecciones existentes en el piso, aumentando su planicidad y confiriendo un nivel de acabado muy superior a la pintura epoxi.

El pavimento autonivelante epoxi es tan resistente que incluso unas horas después de aplicado, incluso un vehículo pesado puede pasar por encima de él. Después de todo, el suelo se sitúa en promedio con unos tres milímetros de espesor.

El pavimento autonivelante epoxi tiene alta resistencia a agentes abrasivos, agentes químicos y al desgaste. Además de ser impermeable, posee gran variedad de colores, tonalidades y brillo. Es el tipo de revestimiento ideal para instalación en hospitales e industrias alimenticias por su fácil limpieza, higienización, mantenimiento y conservación. Su apariencia límpida hablo ser muy utilizado incluso en residencias y establecimientos comerciales como tiendas, academias, clínicas, consultorios, centros comerciales, etc.

La facilidad de mantenimiento y durabilidad, y una imagen final más cuidada, son las grandes ventajas de los pavimentos autonivelantes.

Para aplicación se forma una pasta que se vierte sobre el pavimento. Aunque su aplicación debe ser realizada por técnicos cualificados, la forma de ejecución de este tipo de suelo es muy simple. Basta con separar la “pasta” sobre el piso, que ella misma hace su nivelación.

En cuanto al acabado final, puede ser brillante o mate. Se puede añadir color a la propia “pasta”, a través de pigmentos, o espolvoreando “copos” de vinilo u otro material sobre esta, creando un efecto de “salpicado”.